Prosa del mundo

Augusto Serrano López

Dime dónde están las armas

Recordando el inicio de la segunda guerra mundial,  se volvía a oír el día  1 de septiembre aquella desgarradora canción de la Marlene Dietrich “sag mir wo die Blumen sind/ wo sind sie geblieben” (dime dónde están las flores, dónde las dejaron) y se apagaban así, por un día, los otros horrores de la actual crisis económica mundial.

La canción se va preguntando por las flores, por las muchachas, por los hombres, por los soldados, por las tumbas, por las flores y acaba siempre con una pregunta de esas que no esperan respuesta: “¿qué ha sucedido?”.

Al día siguiente, el 2 de septiembre y guiado por la secuencia de esta canción, preguntaba yo con la misma perplejidad : “dime tú economista de lujo, presidente de gobierno, ministro de finanzas, asesor de la bolsa, experto en crisis, sabelotodo de los programas de televisión que has creído poder decir dónde quedaron los bancos, las empresas de automóviles, las inmobiliarias, las cajas financieras, el sector de servicios, los programas de pensiones, las ayudas al paro, la canasta básica…, dime ahora dónde están las armas, qué ha sido de ellas.

No se cansan de decirnos que la crisis es mundial, que es crisis total, porque afecta a todos los sectores y a todas las clases sociales. Pero yo preguntaría con aquel tono arrastrado y ronco de Marlene “sag mir wo die Waffen sind; wo sind sie geblieben…was ist gesehen“(dime dónde están las armas; dónde las dejaron…qué ha sucedido).

Dime dónde están en esta crisis las armas, donde las dejaron, qué ha sucedido, porque todo parece haber caído en crisis, pero nadie ha hablado de la crisis de la industria armamentística. ¿Qué ha sucedido con este sector?

Todo comenzó en septiembre, no sólo aquella maldita segunda guerra mundial. También en septiembre de 2008, nos dicen estos días, comenzó el derrumbe de la economía mundial con el derrumbe del mayor banco de Estados Unidos, el Lehman Brothers, que arrastró consigo a todo el sistema financiero mundial (se ha hablado de pérdida de trillones de dólares en esta crisis, ¿adónde habrán ido a parar?) y, con él, el sistema económico mundial “por falta de liquidez” y por la caída arrolladora de la demanda.

¿Y de las armas, qué decir? ¿Acaso cayó también la demanda de armas? ¿Bajaron los conflictos bélicos como bajó la inflación? Si las empresas tuvieron que cerrar algunas, despedir a miles de trabajadores otras al verse obligadas a bajar su producción por no encontrar demandantes y, sobre todo, por verse privadas de los créditos bancarios, ¿acaso tuvo la industria de las armas acceso sin problemas al crédito bancario o bien se financiaron con aquellos dineros que nadie sabe adónde fueron a parar? Porque resulta que USA, en su año de gran crisis,  ha vendido armas por 37.8 billones de dólares.

El narcotráfico, el trato de blancas, la economía sumergida, la producción y el mercado de armas constituyen un universo que discurre libre de ataduras, que mutuamente se nutre y que se ríe de las crisis mundiales, porque, más bien, se aprovecha de ellas.

El que paga por la compra de armas no tiene por qué pagar con dinero limpio (¡si es que ya lo hay!) y es obvio que, en esos momentos en los que cada banco y cada financiera se replegó sobre sí misma para ver qué deudas tenía, qué fondos le quedaban y qué futuro le amenazaba, se cerraron las ventanillas de la oferta de dinero y, salvo que nos hayan estado engañando de manera infame, el tráfico de armas –que no ha cesado, como no han cesado los conflictos bélicos en el mundo- ha tenido por fuerza que verse impulsado por dinero negro o dinero sabia y oportunamente lavado.

 Dime dónde están las armas. Dime tú qué ha sucedido con este sector del que no se habla.

Cada estrofa de la canción de Marlene acaba con la pregunta: wann wird man je verstehen? Que es como decir, ¿cuándo por fin nos daremos cuenta?

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: