Prosa del mundo

Augusto Serrano López

DÍA A DÍA

                                                                         

Hay que hablar de las cosas. Hay que hablarle al ser humano. Y escucharle. Hay que preguntarle al ser humano y hay que responderle. La respuesta es la señal de que hay, al menos, dos que se miran cara a cara, que se conocen, que se reconocen, se respetan y hablan. Es la forma que humaniza: el diálogo.

 Hacer de la escritura diálogo, esa es la tarea difícil de llevar a cabo, mientras tu voz no le llegue al otro. Pero hay que seguirle el hilo a la vida y preguntarle y esperar respuestas, aunque tus interlocutores no aparezcan. Así se van acumulando proyectos de diálogo que la escritura conserva hasta no se sabe cuándo; hasta que se abra una ventana al mundo y tu voz resuene entra las otras voces. Hasta que haya respuesta.

 Así, día a día, gota a gota se me han ido acumulando estos intentos de diálogo hasta llenar carpetas y más carpetas, como si ya no importara tanto la espera; como si lo importante fuera seguir vivo, en un diálogo entre uno mismo y esa enorme concreción de lo que acontece. Día a día, sin darle tregua al pensamiento, hasta abrir una ventana como ésta.

 

 

24 junio 2009 Posted by | presentación | 1 comentario